Nuestro Blog

falsos cerrajeros

Cuando vayas a contratar a un cerrajero tienes que tener cuidado ya que algunos que dicen serlo son falsos cerrajeros.

Antes de contratar los servicios de uno solicita que la empresa para la cual trabaja te de los datos y te informe acerca del cerrajero, cómo se puede localizar… Ya que hay algunos cerrajeros que trabajan para empresas que no tienen una sede física, te cobran un dineral por un trabajo mal hecho y no los puedes localizar.

En cuanto llegue a tu casa pídele que se identifique para que tengas la certeza de que es una persona legal y que trabaja para una empresa.

Solicita las acreditaciones que veas necesarias ya que así tendrás más confianza y verás que no puede estafarte.

Si ves que en un caso el cerrajero que te mandan no es capaz de realizar más de un trabajo duda de que sea un buen profesional ya que los buenos saben hacer de todo tipo de trabajo. Tiene que tener el material adecuado y en ningún momento le faltará ningún tipo de material, sin embargo si es uno que no es profesional le faltarán herramientas para poder realizar su trabajo.

Las empresas que están certificadas no buscan solo el beneficio económico, buscan dar una buena atención al cliente para que éstos estén contentos con el trato recibido. Ya que si un cliente está contento saben que volverá a llamar a esta empresa. Los que no son profesionales no suelen volver a buscarlos. Hay a quien solo le interesa cobrar a los clientes sin importarles el servicio que se les haya dado.

Nunca contrates a un cerrajero sin antes haberle pedido que te haga un presupuesto previo, aunque el precio que te vayan a dar no sea exacto. Si el presupuesto varía del que te haya dado mediante teléfono puedes denegar el servicio antes de que el mismo empiece a realizar su trabajo.

Una empresa que sea buena nunca se va a negar a darte un presupuesto.

Un profesional que no vaya a estafarte te pedirá tus datos como cliente para tener seguro que van a realizar el trabajo a una persona que sea del domicilio del trabajo que se va a realizar. Lo hacen sobre todo cuando se trata de pérdida o robo de llaves para asegurarse.

Otros que no son profesionales no te piden tus datos. Si hace esto y es para un trabajo de copia de llaves ese cerrajero puede cometer un error muy grande.

No llames a las pegatinas que vienen en los portales de los edificios ya que son poco profesionales y así consiguen clientes rápidos. Si llamas a cerrajeros de este tipo tienes que ver que sea un profesional y autentificarlo.

Lo bueno que tiene contratar a un cerrajero profesional es que va a realizar en condiciones su trabajo y te va a cobrar solo lo que te tenga que cobrar, ni más ni menos con las tarifas que tengan vigentes y puedes tener un presupuesto previo antes de que te realicen el trabajo.

Mejor que este tipo de servicio no verás ya que te darán factura y si no estás conforme con el servicio puedes quejarte y normalmente no será necesario que vuelvas a llamar para el mismo arreglo ya que te arreglará bien las cosas. Por la factura tendrás la confianza de que no te engañará.

Si contratas un cerrajero que te de buen precio y que sea de confianza no dudes en guardar su teléfono por si lo necesitaras ya que tendrás esa confianza y ese bienestar.